La historia detrás de los productos Spico

Emprendedoras Apricot

Adriana Ortega, Spico Gourmet en Casa

Toda mi familia es apasionada de la comida. Crecí entre quesos y moles con un padre con ascendencia francesa y una madre con ascendencia mexicana. Mi amor por la comida ha ido creciendo con el tiempo, sin embargo al acabar mi preparatoria no tenía la menor idea de que estudiar y nunca pensé en estudiar cocina. En esa época el ser Chef no estaba de moda y mi padre me aconsejaba por una carrera que me ofreciera alternativas y diferentes posibilidades laborales.

Terminé estudiando Administración de Empresas y al salir de la universidad comencé a buscar empleo. Conseguí trabajo como asistente de compras en Wal-Mart México y comencé con el glamour del retail. Me enrolé en el papel y trabajé en esta empresa durante 8 años y fue en la etapa final donde comprendí que no me sentía ni plena ni realizada; me sentía completamente estancada tanto en mi vida personal como en la laboral, así es que decidí que era momento de volver a encontrarme y de dedicar tiempo para mí y para mis intereses propios.  

Así tomé de nuevo las riendas de mi vida, me armé de valor y renuncié a mi vida cómoda como empleada.

Decidí perseguir un sueño que tenía dormido y me enrolé a estudiar cocina en Australia por año y medio. Fue así como comencé nuevamente mi vida, estudiando entre chinos y vietnamitas y sufriendo accidentes con cuchillos y quemaduras en la cocina. En Australia me encontré a mí misma; haberme ido a estudiar cocina fue la mejor decisión que he tomado en mi vida.

Al regresar a México venía llena de nuevas ideas y nueva información de tendencias gastronómicas y de formatos de tiendas gourmet y decidí comenzar de nuevo.

Así surgió la idea de crear una marca de alimentos de calidad y ofrecer soluciones prácticas que fueran acorde con la vida ajetreada de la actualidad.

Tomé la decisión de comenzar de nuevo la aventura en una industria completamente desconocida para mí, creando una marca de productos gourmet que ofreciera tanto calidad como practicidad.  Creé varios productos y comencé a venderlos en bazares y tienditas gourmet. Poco a poco y con mucho trabajo y persistencia he logrado crecer este sueño logrando así tener presencia en tu mesa.

Confío que este breve relato sea de ayuda para conocerme un poquito. Créanme que cada uno de mis productos está hecho con pasión y con un gran amor a la cocina.

¡Espero que los disfruten mucho!

Encuentra sus productos aquí

Anterior Disfruta Healthy la Copa Mundial FIFA Rusia 2018
Siguiente Mangostán o Jobo de la India

Dejar un comentario

* Campo requeridos