HISTORIA APRICOT1

María es de Aguascalientes, y tiene varios años viviendo en la Ciudad de México. María es una apasionada por la comida, y poco a poco se ha dado cuenta que comer rico no está peleado con comer sano. En 2014 comenzó a buscar productos naturales, sin conservadores, que aportarán a un buen estado nutricio, sin sacrificar sabor; estos productos solo se encontraban en CDMX por lo que no podía compartirlos con sus familiares y amigos. Es en este momento que tiene la idea de crear una tienda en línea que tuviera la capacidad de distribuir a todos los rincones de México.

Así que comienza a buscar proveedores con productos que contarán con estas características, artesanales, orgánicos, saludables y gourmet; sorprendentemente los mejores productos coincidían que eran elaborados por mujeres emprendedoras mexicanas, es así que se inspira para que esta plataforma no solo tuviera el objetivo de compartir alimentos sanos y ricos, sino también para que estas emprendedoras pudieran distribuir sus deliciosos productos con todos los Mexicanos.

Después de muchos meses de trabajo, el 15 de noviembre de 2015 nace oficialmente Apricot Food Boutique (www.apricot.boutique). A los pocos meses de haber comenzado operaciones, María comenzó a recibir  decenas de mails de emprendedoras de varias ciudades, solicitándole ayudarlas a distribuir a nivel nacional. El dilema de las emprendedoras era y seguirá siendo: “Es muy difícil, mejorar las recetas, buscar los mejores insumos, cuidar los costos, buscar distribuidores y además tener una logística a nivel nacional para minoristas”. Hoy en día Apricot, distribuye orgullosamente los productos de más de 70 proveedoras.

A principios de 2016, Bárbara se enamora del proyecto y abre Apricot Food Boutique España, con sede en Madrid, siendo todo un éxito.

Durante meses la bodega de Apricot fue en el garage de casa de María, comenzando con un anaquel y pocos productos hasta el punto de de no caber más, así que en julio 2016, Emilie se suma al equipo Apricot y apoya a María para abrir la tienda física, en Huixquilucan, Estado de México. Para este gran paso, ya se contaba con 3 colaboradores, trabajando tiempo completo. 

En enero 2017, se suma al equipo de Fundadoras Lisette, aportando nuevas ideas y sobre todo una estrategia sólida, que pone las bases para seguir creciendo, apoyando y empoderando a emprendedoras y sobre todo inspirando a más personas al buen comer.